Enrevista a Joan Anton Romero, el fundador de Glass Canned Wines de Cupatges.

El vino en lata empieza a marcar tendencia en los Estados Unidos. Aunque solo tiene un 0,2% del mercado -datos del 2019-, los crecimientos fueron muy grandes en los últimos años. Aluvinum Wines, una empresa de la zona del Alt Penedès, en Cataluña, empezará a comercializar una gamma de 2 vinos y dos espumosos enlatados. Un proyecto de embalaje innovador que podría marcar tendencia también en Cataluña.

Joan Anton Romero, creador de Aluvinum Wines y su marca Glass Canned Wines, es de Sant Sadurní y lleva el mundo del vino al ADN. Cuando acabó los estudios se puso a trabajar en temas de marketing por finalmente acabar, donde siempre había querido estar, en el sector del vino. El 2018, estudiando en Santa Clara – Estados Unidos – visitó una bodega y vió una mesa con tres americanos bebiendo con lata. «Al acercarme vi que en la lata ponía «Chardonnay» y quedé totalmente alucinado». Joan Anton me explica que las tendencias siempre tienen el mismo recorrido, «pasan de costa este a oeste de los Estados Unidos, y después llegan a Europa. En los Estados Unidos, del 2017 al 2018 hubo un crecimiento del 49% y del 2018 al 2019 un 163%. Y aun así sólo es un 0,2% del volumen del mercado».

Sergi Cortés: Del vino enlatado hace años que se habla…

Joan Anton Romero: Sí. En Cataluña hay algunas empresas que ya lo hacen. Muy pocas pero, y todas amigas nuestras. Somos totalmente conscientes de la disrupción que comporta consumir vinos enlatados. De hecho sabemos que estamos intentando crear una tendencia, pero estamos seguros que el consumo de vino enlatado será uno de los crecimientos más rompedores los próximos años. De todos modos no venimos a sustituir la botella, ni mucho menos, venimos a proponer una nueva manera de consumir vino. En el fondo es una manera más de promocionarlo, y esto es bueno por el sector. Tenemos que entender la lata como un embalaje, solo esto, yo soy sumiller y me encanta abrir botellas. Tampoco estamos en contra de la copa, creemos que es el recipiente perfecto para tomar cualquier vino.

Yo, como consumidor, tiendo a pensar que un vino posiblemente pierde propiedades organolépticas dentro de una lata…

No, de ninguna forma. Los aromas y los sabores no cambian. Hemos hecho muchos estudios en el laboratorio y catas a ciegas y nadie es capaz de saber si el vino que hay a la copa proviene de una botella o de nuestra lata.

A qué público van estos vinos? A priori podríamos pensar que va destinado a un público más joven?

No. Evidentemente a los jóvenes se los ponemos más fácil; conciertos, picnics, fiestas, montaña, «chiringuitos» en la playa… La lata facilita mucho el transporte y, por lo tanto, el consumo. Pero también vamos al público de 35 a 55 años, porque puedes tener 2 latas en el cajón de la verdura, una de vino blanco y una de vino tinto, para abrirlas con tu mujer al llegar a casa de trabajar. Tú prefieres vino blanco, y tu mujer negro. Problema resuelto. Con botellas esto no lo puedes hacer. Pero no solo esto, hay gente mayor que le cuesta transportar botellas porque pesan, o abrirlas con un tirabuzón. Todo esto lo resuelve la lata. Por lo tanto entendemos que el público es muy transversal.

Lo «Bag in Box» también permite no tener que abrir botellas…

Sí, pero desde mi punto de vista tiene dos «problemas»; ocupa demasiado espacio a la nevera y tiene una imagen demasiada industrial. Y, repito, yo beberé un chardonnay y mi mujer una garnacha negra porque ella es más de vinos tintos.

Sí, pero puede ser que el consumidor no acepte un envase, que a pesar de ser innovador por el vino, no deja de ser una lata…

La lata de cerveza -qué lástima ser un país tan cervecero- convive con la botella de vidrio, sea quinto, media o de litro. ¿Por qué nosotros no? El vino tiene muchos momentos de consumo, la botella y la lata pueden convivir perfectamente y ser complementarios. Es más, aspiramos a crear tendencia y acercar gente al consumo del vino. Gente que acabará consumiendo latas, pero también botellas.

Cavas Hill, el 2008, sacó al mercado una gamma de vino en lata…

Correcto. Hicieron 300.000 latas de blanco y negro. Cuando Ruiz Mateos adquirió la empresa se acabó el proyecto. Las 300.000 latas, pero, volaron. Nosotros no queremos hablar de cifras a pesar de que tenemos diferentes escenarios preparados. Esperamos que la gente lo vaya asimilando despacio y tenemos muchos mercados exteriores donde también podemos vender.

Háblame del vino que «enlatáis»…

De entrada, enlatamos vinos de proximidad y siempre de calidad, porque la experiencia de usuario tiene que ser buena. El consumidor tiene que abrir la lata y que dentro haya un buen vino. Hablamos de una gamma inicial de vinos jóvenes; un blanco de chardonnay, xarel·lo y muscat. El xarel·lo nos da el cuerpo, el chardonnay nos lo redondea en boca y el muscat aporta el punto aromático. Vinos sencillos, pero de calidad. También producimos un rosado y un negro con merlot y tempranillo.
También tenemos un blanco y un rosado, gasificados. Son espumosos por los que nos gustan las burbujas, con la diferencia -obvia- que hay entre un vino con carbónico añadido y un Cava, Corpinnat o Clásico Penedès. Son, evidentemente, productos muy diferentes.

Qué producción hizo y a qué precio se venderá cada lata?

Estamos produciendo 100.000, a un precio de entre 2 y 2,50 euros -todos los vinos salen al mercado con el mismo precio-. Tiene cierta complicación enlatar vinos con las máximas garantías de respeto por sus aromas y su sabor. Cuando se abre el vino, tiene que ser organolépticamente igual que antes de envasarlo. Y porque así sea tenemos que recubrir la lata con un polímero que aísla el producto porque no haya ninguna migración de aromas ni sabores. Un polímero que se ajusta de manera diferente según el vino que ponemos dentro.

Qué vida tiene un vino con lata?

Recomendamos un año, ya que son todos vinos jóvenes.

Para acabar, donde compraremos latas Glass?

Los vinos se podrán comprar al sector HORECA, a varios supermercados, a tiendas de proximidad, pastelerías…

Mucha suerte, os seguiremos de cerca!

Gracias!